¿Qué es una tienda online y cómo crear una?

Hace tres años mi esposa y yo decidimos emprender y creamos una tienda online de accesorios para mujer, aprovechando mi experiencia de más de 10 años en marketing digital y su conocimiento en diseño gráfico y moda femenina. 

Hoy en día, nuestra tienda recibe miles de visitantes cada mes y es una de nuestras fuentes de ingresos. Pero llegar a este punto nos ha tomado muchos aprendizajes y por eso decidí escribir esta guía para enseñarte paso por paso todo lo que debes tener en cuenta si estás pensando en crear tu primera tienda virtual. 

En esta guía te enseñaré qué es una tienda online, cuáles son los distintos modelos de tienda online que existen, las etapas necesarias para crear una tienda online a través de sitio web y algunos de los costos asociados que debes tener en cuenta.

¡Quédate aquí y no dudes en escribir tus dudas en los comentarios!

¿Qué es una tienda online?

Una tienda online es un modelo de negocio en el que todas las interacciones con tus clientes se hacen a través de internet. Esto te permite publicar tus productos a través de un catálogo virtual, utilizar canales de comunicación digitales, recibir pagos por internet y distribuir tus productos a distintos lugares.

¿Qué tipos de tienda online existen?

Aunque es común creer que para tener una tienda online se necesita de un sitio web, a continuación verás que existen distintos modelos. Y su diferencia radica en el nivel de dificultad, control y alcance que le darán a tu negocio.  

E-commerce

El e-commerce es el tipo de tienda virtual más común. Consiste en tener un sitio web propio en el que tú administras toda la operación. Esto quiere decir que tú tienes control sobre aspectos muy importantes como el nombre de tu e-commerce, el diseño, la forma como se muestran los productos, los métodos de pago que aceptas y las estrategias para generar tráfico y ventas.

Sin embargo, esto no significa que tengas que ser experto en desarrollo de software y programación y que tengas que hacer todo desde cero. Como veremos más adelante, hoy en día existen muchas plataformas que tienen todo construido para facilitarte el trabajo. 

La principal ventaja de este tipo de tienda online es que le permite tener más estatus y visibilidad a tu marca. Asimismo, al procesar transacciones de forma automática, te permite vender las 24 horas del día sin depender de ningún ser humano. Y finalmente, aumenta la rentabilidad de tus ventas, al no tener que pagar comisiones a terceros. 

La principal desventaja de este tipo de tienda online es que exige mucho trabajo de tu parte, ya que tu tienda debe estar permanentemente actualizada, con los productos y los precios al día. También es posible que tengas que adquirir algunos conocimientos técnicos en administración de plataformas que hoy en día no tienes. Y sin duda, de todos los tipos de e-commerce, este es el modelo que exigirá más tiempo de tu parte para lanzar al mercado. 

En nuestro caso, nos tomó dos años decidir crear nuestro e-commerce y para hacerlo de principio a fin empleamos aproximadamente tres meses de trabajo. Y aunque el resultado ha valido la pena, porque hemos llegado a más clientes, hacerlo no ha sido fácil.

¡Pero no te preocupes! Nada es imposible y en esta guía te ahorraré unos cuantos dolores de cabeza y sobre todo te daré la estructura necesaria para lo crees con orden y tomando las mejores decisiones.

Tienda por redes sociales

Las tiendas por redes sociales son el tipo de tienda virtual más fácil de implementar. Esta consiste en crear un perfil para tu tienda en plataformas como Instagram o Whatsapp, publicar tu catálogo de productos y atender a tus clientes a través de conversaciones en chats. 

Algo importante que debes tener en cuenta es que, si bien no necesitas conocimientos previos para tener tu tienda virtual en redes sociales, es posible que requieras contar con una plataforma de pagos, como Mercado Pago o Paypal.

Si no la tienes, una solución intermedia es que tengas cuenta en uno o varios bancos, para facilitarle a tus clientes la transferencia de dinero desde sus cuentas a la tuya. Entre más opciones des, mejor. 

La principal ventaja de tener tu tienda online en redes sociales es la rapidez y facilidad con la que puedes empezar. Solo debes crear una cuenta, ponerle tu marca, subir fotos de tus productos y darles a tus clientes una forma fácil para pagar.

La principal desventaja de tener tu tienda online en redes sociales es que tus ventas dependen de la atención de un chat y no podrás vender las 24 horas, ni tampoco atender el chat con una sola persona si tu negocio crece lo suficiente. Asimismo, al principio será difícil para ti generar confianza en los clientes. 

Tienda en marketplaces

El tercer tipo de tienda online son los marketplaces, que son gigantes plataformas de comercio electrónico como Mercado Libre, Amazon y similares, donde puedes publicar tus productos.

Muchas de estas plataformas te permitirán crear una cuenta totalmente gratis y con muy pocos requisitos. Sin embargo por cada venta que generes tendrás que pagar una comisión a la plataforma, que podrá estar entre el 10% y el 25% dependiendo del producto que vendas y de la plataforma en la que las vendas. 

Otra desventaja es que en este tipo de canales, será muy difícil que posiciones la marca de tu tienda, pues en la mayoría de los casos los clientes sentirán que le están comprando a la plataforma y no a ti. 

Pero a parte de esto, tienes muchas otras ventajas. Entre ellas el hecho de que al estar en marketplaces tu tienda online será visibile para millones de personas. De igual forma, no tendrás que preocuparte por aspectos técnicos como la pasarela de pagos, el diseño del sitio web, entre otros. 

¿Cuáles son las ventajas de tener una tienda online?

La gran ventaja de tener una tienda online es la eficiencia. Es decir que tendrás que invertir muy poco dinero, en comparación con una tienda física, y podrás vender a tantas ciudades, regiones o países como te lo propongas.

El formato de una tienda online también te permite vender las 24 horas del día y destinar la mayor parte de tu presupuesto en crecer tu base de clientes y no en elementos como la renta de espacios físicos o la contratación de mucho personal. 

¿Cuáles son las mejores plataformas para crear tu tienda online?

Woocommerce

Woocommerce es una plataforma basada en WordPress que te permite incorporar las principales funcionalidades de una tienda online en tu sitio web. Con Wocommerce podrás crear un catálogo de productos, dividirlo por categorías, administrar su inventario, tener la funcionalidad de agregar al carrito y conectar con la pasarela de pagos de tu preferencia. 

Esta plataforma es la más usada del mundo, con 3,8 millones de sitios web. Probablemente, porque es gratis, muy fácil de usar, pero también porque está basada en WordPress, que es uno de los administradores de sitios web más populares del mundo.

La gran ventaja de utilizar Woocommerce es que podrás tener la funcionalidad de tienda online en tu sitio web sin pagar nada por ella. Pero esto no quiere decir que tener tu tienda online sea 100% gratis, porque aún tendrás que pagar por temas como el dominio de tu página y el hosting donde la tendrás alojada.

De igual forma, vale la pena mencionar que si bien esta es la opción predilecta para muchos emprendedores, también es la que requerirá más tiempo de tu parte, pues a diferencia de las otras dos opciones de esta lista, requiere más conocimientos técnicos y más de manualidad en su configuración.

Wix

Wix es una plataforma de creación de páginas que te permite crear tu tienda online. Con ella podrás crear una tienda online de muy fácil administración y con diseños muy modernos. 

La gran ventaja de esta plataforma es que tendrás una solución todo en uno, ya que Wix te ofrece la dirección o dominio para tu sitio web, la pasarela de pagos automáticamente integrada, 60 plantillas de diseño de las cuales escoger así como un editor gráfico para que personalices tu tienda con la imagen de tu marca.


A diferencia de Woocommerce, en Wix deberás pagar una membresía mensual que empieza desde los $9.50 dólares, un costo realmente bajo si tienes en consideración todo lo que te incluye y que Wix no te cobra una comisión variable por cada transacción.  

La desventaja de Wix es que no da pie a intervenir mucho técnicamente las funcionalidades de tu tienda, como sí lo permite Woocomerce a través de la instalación de plugins. Asimismo, sus funcionalidades para SEO son limitadas.

Sin embargo, si lo que quieres es tener un e-commerce bonito, funcional y sin tener conocimientos técnicos previos, probablemente Wix es una de las mejores opciones en relación costo-beneficio para empezar.

Shopify

Finalmente tenemos Shopify, que es una plataforma pionera en la creación de tiendas online. Si lo miramos  en comparación con las dos opciones anteriores, en  términos de facilidad Shopify es una opción intermedia entre Wix (lo más fácil) y Woocommerce (la más difícil).

Esta plataforma puede ser la más robusta de las 3 y, al igual que Wix, es una solución todo en uno que da más opciones de personalización, como funcionalidades avanzadas para mejorar las ventas de tu e-commerce. También puedes integrar distintas pasarelas de pago y ofrecer tus productos en múltiples monedas. 

La principal desventaja puede ser su precio, que inicia en los $29 dólares al mes adicional a un 2% de comisión por tus transacciones. Algo que para una empresa que ya tenga un buen volumen de ventas no es un costo significativo, pero que puede ser un costo fijo considerable para un emprendedor que recién comienza. 

De cualquier forma, si lo que quieres es empezar con el “Ferrari” de las tiendas Online, esta puede ser tu mejor opción y, probablemente, tu negocio podrá crecer muchísimo sin que tengas que buscar una alternativa. 

¿Es posible crear una tienda online gratis?

Woocommerce es la única plataforma masiva y robusta que ofrece la opción de tener una tienda online completamente gratis. Sin embargo, para que sea 100% gratuita tendrás que conseguir un dominio gratuito y un hosting gratuito. 

Para el hosting gratis podrías empezar con Hostinger y para el dominio te sugiero que utilices Godaddy, que te ofrece gratis el primer año del dominio que escojas.  

¿Cómo crear una tienda online?

Elige el nombre de tu tienda

Elegir un nombre para tu tienda es el primer paso y es muy determinante para los demás. Es importante que el nombre tenga relación con los productos que vendes, esto te ayudará a posicionarte más fácil tanto en redes sociales como en tu sitio web.

Antes de decidir el nombre de tu tienda es importante que investigues que no haya otras marcas con nombres muy similares bien sea en tu misma categoría de productos o en otras. Asimismo, asegúrate de que podrás usar el  nombre en la dirección de tu sitio web y que actualmente nadie esté utilizando la dirección www.nombredetutienda.com .  

Crea la imagen de tu marca

Tener una imagen atractiva para tu marca es muy importante. Como mínimo deberías tener un logo, definir qué tipo de colores va a tener tu marca y cómo quieres que se vean las imágenes de tus productos. 

No necesitas ser un diseñador profesional para lograr esto. Wix ofrece un creador de logos automático y también puedes apoyarte en plataformas de diseño online como CANVA que te facilitan mucho el diseño para tus piezas. 

Créeme, una marca linda le dará mucha más confianza a tus clientes para hacer esas primeras compras. Así que no omitas este paso, que en el caso de nuestra tienda online fue fundamental. 

Calcula los costos y precios de tus productos 

Una vez tengas tus productos, bien sea porque los fabricaste o los compraste a algún proveedor, ten muy claro el costo unitario de cada uno. También calcula los costos complementarios en los que tendrás que incurrir a la hora de hacer una venta online.

Por ejemplo, en nuestro caso tenemos en cuenta el costo de todos los insumos que se usan para poder enviar los productos a domicilio: una caja, un sobre, la cinta, tarjetas de la marca, etc. Haz este mismo ejercicio para tu negocio y piensa desde el principio  en qué gastos tendrás que incurrir para poder empacar y enviar tus productos. 

Una vez tengas esto claro, define los precios de tus productos y asegúrate de que te dejan un margen suficiente para cubrir tanto los costos de producción, como los costos asociados a tu tienda virtual como la comisión de la pasarela de pagos, el costo de tu dominio o, en caso de pagar una plataforma todo en uno como Wix, el costo mensual de la misma. 

Elige un nombre de dominio

Un dominio es la dirección de tu página web (www.nombredetunegocio.com). Como vimos en uno de los puntos anteriores, debes escoger un nombre de dominio que se encuentre disponible.

Los servicios como Wix y Shopify te permiten seleccionar un dominio directamente desde sus plataformas. Pero si quieres crear tu tienda utilizando Wordpres + Woocommerce, es necesario que compres un dominio por aparte.

La plataforma que te recomiendo para hacer la compra de tu dominio es Godaddy, ya que es muy fácil y ofrece dominios a precios muy asequibles. Puedes pagar en promedio 19 dólares al año por él.

Es importante que tengas en cuenta que si no tienes muy claro qué plataforma de e-commerce vas a utilizar, es aconsejable que compres tu dominio siempre por aparte y luego lo conectes con la plataforma que uses en tu tienda online. 

Esto se debe a que si adquieres tu dominio directamente con Shopify o Wix y luego quieres cambiarte de plataforma, será muy difícil conservar tu dominio original.  

Elige un hosting o alojamiento (no aplica para Wix o Shopify)

Imagínate que tu página web es una casa. Si el dominio es la dirección de tu casa, el hosting es el terreno sobre el cual la vas a construir. O puesto en palabras más simples, el lugar donde van a estar almacenados todos los archivos que se requieren para que tu página web funcione.

Si vas a basar tu tienda online en Wocommerce debes pagar un Hosting. El que yo te recomiendo es BlueHost, que tiene un precio mensual de $5.45 dólares y te permite instalar wordpress de forma automática y muy sencilla. 

A partir de este punto los pasos para crear tu tienda online variarán según la plataforma que elijas. Por eso te dejo a continuación unos tutoriales en video de cada una y continuaremos esta guía explicándote algunos pasos que son indispensables sin importar qué plataforma uses. 

Define tus categorías

Cuando tus clientes estén visitando tu tienda online, es importante que les facilites su experiencia de búsqueda de productos. Para eso existen las categorías, que agrupan los productos según aspectos que los hacen similares.

Entre  más categorías tengas mejor. Pero ten cuidado, tus categorías deberían tener mínimo 10 productos para que se justifique su creación.

Cada categoría debería tener un nombre descriptivo. Por ejemplo, si tu tienda es una tienda de zapatos puedes crear categorías según la forma del zapato: Botas / Sandalias / Tacones / Tenis etc.  

Toma fotografías para tus productos

Tener unas buenas fotos para exponer tu producto será fundamental. En catálogos de tiendas online es indispensable que para cada producto tengas como mínimo una foto en un fondo plano y otra foto en la que el producto se vea en su contexto real.

Por ejemplo, en nuestra tienda de accesorios online, siempre nuestros productos tienen una foto donde se ve el detalle del producto solo. Y otra foto en la que una mujer modela nuestros productos. 

Ten en cuenta que para que tu tienda online cargue con velocidad, las imágenes no deberían pesar más de 200KB. 

Nombra tus productos

Cada producto debería tener un nombre distintivo. Y en el escenario ideal, ese nombre debería ser muy descriptivo. Esto ayudará a que tus clientes encuentren de forma más rápida en internet los productos que ofreces. Usa en el nombre palabras claves que indiquen cosas como el color, tamaño o forma del producto.

Siguiendo con nuestro ejemplo anterior, un buen nombre para uno de tus productos sería: Tacones rojos altos. Esta es la forma como una persona buscaría en internet un producto como el tuyo y de esa manera es mucho más probable que te encuentren.  

Define y comunica tus políticas

Cuando tengas todos tus productos listos en tu tienda online, es importante que definas aspectos fundamentales para tus clientes, como las políticas de devoluciones y los tiempos de envío de los productos.

Una vez los tengas claro, asegúrate de que esto sea visible en el proceso de compra o en los mensajes de confirmación del pedido. Así transmitirás más transparencia y confianza a tus clientes.