Aprende en 10 pasos para qué sirve el marketing digital

Hace 10 años, cuando recién empezaba en el mundo del marketing digital, los clientes de la agencia para la que trabajaba me preguntaban constantemente ¿para qué sirve? Aunque en ese entonces tenía la corazonada de que el marketing digital cambiaría el mundo, no era tan fácil para mí responder a esa pregunta. Pero hoy lo tengo claro y quiero compartirlo contigo. 

El marketing digital sirve para que puedas alcanzar a tu público objetivo, a un costo significativamente inferior y con la capacidad de medir en tiempo real el resultado de tus acciones.

Lo que hace que el marketing digital tenga tantas ventajas sobre el marketing tradicional, es que te da la capacidad de controlar todas las variables de segmentación, medición, formato e inversión, sin depender de nada ni nadie. 

Si en estos momentos estás pensando en incursionar en el mundo del marketing digital o simplemente estás buscando argumentos para convencer a tu compañía de que lo haga, te daré a continuación los 10 casos de uso  principales para los que sirve aplicarlo en tu negocio.

Para crear tus propios canales de comunicación

Cuando no existía el marketing digital, ser visible para los clientes era un privilegio de unos pocos. En cada ciudad o país existía un número limitado de medios de comunicación, como canales de televisión, periódicos o emisoras que vendían sus espacios publicitarios a las marcas más grandes. 

Muy pocas marcas contaban con sus propios medios, por el costo de producción que estos tenían. Y unas cuantas pagaban por utilizar los medios de comunicación masivos para ganar notoriedad entre los clientes a través de anuncios publicitarios.

Estos tiempos quedaron atrás. Ya que el marketing digital te da la posibilidad de crear tus propios medios de comunicación y tener éxito con ellos. Si inviertes tiempo y esfuerzo, podrás crear un blog, una página web o unas cuentas en redes sociales que pertenezcan a tu marca y te permitan comunicarte directamente con tus clientes o prospectos.

Para construir tu propia audiencia 

Cuando eres dueño de tus propios canales de comunicación, también eres dueño de la audiencia que consume ese medio. Los canales digitales te permiten construir tu propia base de clientes potenciales y te reduce el costo de alcanzarlos en el futuro. 

El marketing digital te permite tener tu lista de clientes con información de contacto (como correo electrónico o número de teléfono) que te facilitará en el futuro poner en marcha estrategias de comunicación para llevarlos a la venta.

Asimismo, cuando tienes presencia en redes sociales o tienes un sitio web puedes activar campañas de remarketing que te permitirán dirigir mensajes segmentados a personas que ya te conocen y que, por tanto, son más propensas a comprarte.

Para segmentar de forma precisa a tus clientes

Las diferentes plataformas de marketing y anuncios digitales te permiten llegar a tus clientes potenciales con una precisión casi que milimétrica. Existen muchas formas de segmentar a tu audiencia en el marketing digital, pero te mencionaré las que, a mi gusto, son las más poderosas.

Por un lado tenemos la segmentación por intención de compra. El marketing digital te permite llegar de forma precisa a las personas que están buscando los productos o servicios que tú vendes. Esto lo permiten plataformas como Google ads o Facebook Ads. 

Otra de las formas más poderosas de segmentación que ofrece el marketing digital es la geolocalización. Podrás dirigirte a personas ubicadas en países, ciudades o barrios específicos, según tu área de interés.

Finalmente, está el remarketing, que es un método de segmentación con el que podrás alcanzar a grupos específicos de clientes según sus comportamientos. Aquí puedes segmentar a personas que en el pasado te hayan comprado un producto en particular, que hayan visitado tus tiendas en el pasado, entre otros.

Para invertir tanto como quieras 

Una de las grandes ventajas del marketing digital es que empodera a todas las personas y negocios del mundo para que obtengan el alcance que desean según sus posibilidades y presupuesto objetivo.

En el pasado, la única forma de publicidad posible era a través de medios masivos que te exigían invertir miles de dólares para poder promocionar tu negocio. Con el marketing digital tú eliges cuánto estás dispuesto a pagar y puedes competir con grandes marcas, haciéndote fuerte y relevante dentro de tu nicho.

Si aún no sabes cuál es el precio de la publicidad en medios digitales como Facebook, Instagram o Google, te recomiendo este artículo donde lo explico mucho más en detalle. 

Para invertir de acuerdo con tus objetivos

Las plataformas de marketing digital te permiten crear campañas publicitarias de acuerdo con los objetivos de tu negocio. 

Podrás optimizar tu presupuesto para obtener más alcance, más ventas en tu e-commerce, más visitas a tu tienda física, más visitas a tu sitio web, más descargas de tu aplicación o más registros a tu base de datos.

Lo único que debes hacer es indicarle a las plataformas de anuncios cuál es tu objetivo, y los algoritmos trabajarán para darte lo que deseas. 

Para medir todo lo que haces

Uno de los beneficios más poderosos del marketing digital es que te permite medir todo o casi todo lo que haces. Vas a poder ver en tiempo real cuántas personas vieron tus contenidos y qué hicieron después de verlos.

El marketing digital ha avanzado a un punto en el que podrás entender el journey de cada uno de tus clientes antes de la compra. Sabrás si tus ventas incrementan gracias a tus publicaciones en redes sociales, tu publicidad o tu posicionamiento orgánico.

También podrás tener un perfil mucho más detallado de tus clientes, información demográfica y transaccional que te permitirá tomar mejores decisiones en el futuro.

Para automatizar las tareas de tu equipo

¿Has visto que cuando compras un boleto de avión recibes de inmediato tu código de reserva? ¿O que cuando abandonas el carrito de compras de un sitio web recibes en pocos minutos un código de descuento para comprar? Todo esto sucede gracias a la automatización. 

Estas acciones de comunicación son posibles gracias a que los sistemas de marketing digital han avanzado lo suficiente como para que ejecutes acciones personalizadas por cada cliente sin que tengas que invertir en contratar un ejército de personas.

Algunas de las cosas que puedes automatizar son: los mensajes promocionales a tus clientes, los recordatorios de tareas para tu equipo de trabajo, los precios de tus productos, las tareas básicas de servicio al cliente entre otros.

Para emprender sin presupuesto 

El marketing digital ha dado lugar a nuevos modelos de negocio que te permiten crear tu propio negocio sin necesidad de tener un gran presupuesto de entrada. 

Existen modelos de afiliación en los que puedes ganar dinero por recomendar los productos de otros. Modelos en los que ganas dinero simplemente por permitir que otras marcas pongan anuncios en tus canales, o modelos de comisión como el dropshipping, donde comercializas productos de otras tiendas sin tener que comprarlos tú. 

Para comunicarte más rápido con tu audiencia

Al eliminar la intermediación con terceros, el marketing digital te permite ser tan rápido en tus comunicaciones como desees. Tu marca podrá reaccionar en tiempo real a las noticias y sucesos del momento y ser más relevante para tu audiencia. 

El marketing digital te pone a un clic de distancia si es que quieres opinar sobre un acontecimiento, sacar una oferta de última hora para mejorar tus ventas o participar de una conversación relevante para el posicionamiento de tu marca. 

Para experimentar

Aunque todo lo que hagas en marketing digital va a tener un impacto o una repercusión, nada será irreversible ni definitivo. La rapidez y el costo de los canales digitales te permite probar ideas arriesgadas y echarlas para atrás si es que no funcionan.

Todos los beneficios mencionados anteriormente desempeñan un papel fundamental para la experimentación. Puedes probar tus ideas de forma veloz, con un bajo presupuesto, definiendo tus objetivos y midiéndolos en tiempo real. 

Si lo experimentas con un método estructurado, como el Growth Hacking, podrás explotar todo el potencial del marketing digital y usarlo a tu favor para incrementar la visibilidad de tu marca y sus ventas.